Cómo elegir una vivienda con niños pequeños
close
SALA DE VENTAS ONLINE
INGRESA AHORA

Atención Online
Disponible de 11:00 a 23:00 horas

videocam

Atención Online
Disponible de 11:00 a 23:00 horas

keyboard_arrow_down
SALA DE VENTAS ONLINE

Atención Online
Disponible de 11:00 a 23:00 horas

Tomar la decisión de comprar una casa es un asunto muy importante y más aún cuando en el proceso están involucrados los hijos. Esto, nos hace considerar aspectos más allá de la ubicación y los metros cuadrados de la vivienda.

 

Buscar una buena ubicación

Quizás el factor más importante y es en lo primero que piensas cuando decides adquirir una nueva vivienda. Dependiendo de la ubicación que escojas será el estilo y calidad de vida que quieres llevar con tu familia. 

Pensando en tu comodidad y la de tus hijos debes concretar aspectos como parques cercanos, colegios, la distancia de tu trabajo a la casa, qué tan lejos estás de tu familia o seres queridos, lugares de recreación, así como rápido acceso a servicios como hospitales, farmacias o supermercados. ¡Elementos que le dan valor a la propiedad!

 

Analizar los riesgos del inmueble

Es importante que antes de comprar una vivienda la visites para ver posibles riesgo para ti y tu familia. Desde la cocina, muebles antiguos hasta los espacios comunes. Tener en cuenta cada factor es importante, recuerda que será el hogar donde tu familia crecerá y creará recuerdos. Lo ideal es buscar una propiedad que sea funcional y segura. 

 

Seguridad

Este elemento va de la mano con la ubicación. De acuerdo a la comuna que quieras vivir será tu elección de zona residencial. Debes tomar en cuenta que tipo de vivienda y urbanismo quieres, si es casa o departamento, y ver qué elementos tiene cerca que puedan repercutir en la seguridad de tu familia.

 

Cercanía a colegios

Como padres una de tus principales preocupaciones es que tus hijos tengan una buena educación, por eso al momento de seleccionar una vivienda debes tener en consideración la zona educativa -si tus hijos aún no asisten a la escuela- o buscar residencias cerca de la escuela actual para mayor comodidad. Recuerda verificar si la zona de residencia posee buenos colegios y jardines, esto te ahorrará tiempo más adelante. 

 

Espacios para recreación

Fundamental para las vacaciones, feriados y fines de semana. Si tus hijos están en crecimiento, espacios como parques, plazas, canchas de deporte, centros de recreación o centros comerciales son de gran ayuda para tener tiempo en familia sin estar lejos de casa. La próxima vez que vayas a visitar una propiedad asegurate de tener lugares de esparcimiento al aire libre. 

 

Asesor inmobiliario

Es posible que ya tengas definido los puntos anteriores, sin embargo no eres un experto y el mercado inmobiliario siempre está cambiando. Es por esto que necesitas la ayuda de un asesor inmobiliario pues, será el encargado de mostrarte las opciones que se adaptan a ti y te da la posibilidad de conocer nuevos condominios  que no  consideraste en primera instancia. En Alborada queremos acompañarte en cada etapa de tu vida buscando siempre la vivienda adecuada para ti y tu familia. 

 

Aspectos que también se deben tomar en cuenta

Una vez hayas comprada una vivienda para niños llegó el momento de asumir el cambio y adaptarse. Este proceso puede generar nostalgia en los padres pero puede ser un proceso complicado para los pequeños. Es por eso que te invitamos a seguir estas recomendaciones desde el inicio de la búsqueda de la vivienda para que la etapa final sea más cómoda para tus hijos. 

 

  • Incluir a los niños: aunque el proceso de selección es una tarea principalmente de los padres, es importante que en el proceso se incluya e invite a los niños a participar. Una forma muy fácil de hacerlo es llevarlo a las visita de propiedades y anticipar el cambio que está a punto de vivir.  

 

  • Mudanza: cuando llegue el momento de la mudanza invitalo a guardar/organizar sus

juguetes y ropa para que se sienta parte de la experiencia. Puedes motivarlo invitándolo a preparar su propia maleta. 

 

  • Despedidas: el momento más difícil, y aún más cuando ya establecieron lazos con personas de la comunidad. Motivalo a despedirse de los vecinos recordándole que siempre puede volver a visitarlos. Evita que tu hijo vea la situación como algo negativo, sino como una oportunidad de vivir experiencias nuevas. 

 

  • Resistencia al cambio: para los niños y adolescentes los cambios suelen ser más traumáticos que para los adultos, por eso es importante tener en cuenta los consejos anteriores para que su adaptación al nuevo lugar sea más placentera y su resistencia al cambio sea inexistente.

 

Elegir una buena vivienda cuando hay niños de por medio no es algo sencillo pero con estas bases puedes asegurar el éxito de una buena compra.