close
SALA DE VENTAS ONLINE
INGRESA AHORA

Atención Online
Disponible de 11:00 a 23:00 horas

videocam

Atención Online
Disponible de 11:00 a 23:00 horas

keyboard_arrow_down
SALA DE VENTAS ONLINE

Atención Online
Disponible de 11:00 a 23:00 horas

Los gastos comunes son todos aquellos que genera un edificio o condominio para administrar, mantener y reparar los bienes de dominio común. Existen en todo tipo de comunidad, ya sean casas, departamentos, bodegas u oficinas. Se clasifican en gastos comunes ordinarios y extraordinarios. 

 

Gastos ordinarios

Dichos gastos son los de la administración, destinados para pagar remuneraciones de personal de aseo, seguridad, conserjes y jardineros. También para generar nuevas obras comunes, reparaciones y financiar mantenciones, que en el caso de ascensores debieran ser mensuales. 

 

Sin embargo, no todos los gastos son fijos, pues están los cargos por uso y consumo de servicios, como lo pueden ser el gas para el agua caliente y/o la calefacción central. Por lo tanto, ese monto dependerá del consumo en el que haya incurrido individualmente cada hogar, oficina o bodega.

 

Por añadidura, existen los cargos particulares, que son los cobros realizados por el uso de un quincho, sala multiuso o gimnasio. El monto puede variar ya sea por arriendo o por multas al infringir el reglamento.

 

Gastos extraordinarios

Estos gastos no pertenecen a instalaciones ya existentes sino a reformas o nuevos proyectos  que el edificio o condominio decida llevar a cabo. Deben ser de uso público, como por ejemplo, cambiar la decoración de un espacio común, la instalación de juegos y columpios para niños o la construcción de una piscina o un quincho.

 

¿Cómo se calculan?

Para calcular el prorrateo (derechos sobre el dominio común) de los gastos comunes, se determinan los m² de cada hogar y se dividen por el total de m² de todos las unidades, estacionamientos y bodegas que conforman la comunidad. Generalmente esto se aplica para edificios, mientras que para las casas en condominios se tiende a distribuir el cobro de gasto común de manera equitativa. 

 

Al proveer servicios esenciales, los gastos comunes son irrenunciables, se pagan mensualmente y durante todo el año. De esta manera, su no pago puede implicar multas, generar intereses o incluso, cortes del suministro eléctrico, medidas que dependerán de la administración. Además de no poder financiar la remuneración del personal. 

 

¿Y si la comunidad está parcialmente vendida/habitada?

Si es que el condominio o edificio no está completamente vendido y ocupado, es la inmobiliaria o los propietarios, respectivamente, quienes deben pagar los gastos comunes.

 

Para ver proyectos de departamentos o casas en condominios, ingresa al sitio de Alborada y resuelve tus dudas o consultas. Puedes cotizar, reservar y leer más artículos aquí.